22 abril 2020

Consejos para el mantenimiento de tu coche durante el confinamiento

Una preocupación común durante este confinamiento ha sido el mantenimiento de vehículos por su forzosa inactividad.

Entre las numerosas consecuencias que ha provocado el confinamiento para frenar la propagación del COVID-19, la limitación de los desplazamientos de la población ha sido una de las medidas que más impacto ha tenido en la sociedad.

El confinamiento de los ciudadanos en sus hogares ha derivado en consecuencias de todo tipo y, entre otras cuestiones, el desuso de vehículos particulares. Se ha decretado un estado de alarma que ha afectado tanto a la utilización de turismos en propiedad, como a coches de renting de particulares, empresarios y autónomos. Las restricciones en el trabajo presencial y la prohibición de salir de casa salvo en casos excepcionales han obligado a la población a mantener sus coches a una inactividad inusual.

Te ofrecemos una serie de consejos para mantener en buenas condiciones tu vehículo durante este período de confinamiento. Recuerda que estas buenas prácticas son aplicables para cualquier período que obligue a mantener tu vehículo sin utilizar.

Arranca tu vehículo con regularidad

El primer consejo es seguramente una de las medidas que habrán realizado la mayor parte de los españoles durante el confinamiento. El motor y la batería son elementos sensibles, y se verán afectados si su actividad se anula por completo durante una temporada.

Tanto tengas el coche aparcado en un garaje privado como en la calle, es recomendable encender el motor, fundamentalmente para mantener activa la batería.  Esta práctica se debe realizar con una frecuencia de por lo menos una vez a la semana, para garantizar el funcionamiento del sistema eléctrico del vehículo y del motor.

A su vez, si las circunstancias lo permiten, lo aconsejable es circular un breve trayecto con tu vehículo, para permitir la lubricación de los engranajes y elementos mecánicos de tu vehículo.

Mantén lleno el depósito

Expertos en el mantenimiento de vehículos recomiendan mantener el depósito lleno durante temporadas de inactividad. Esto evita que se acumulen vapores de combustible ni la condensación dentro del tanque.

Otro punto a favor de esta recomendación es que también contarás con la tranquilidad de contar con combustible en caso de necesitar realizar algún trayecto puntual y curarte en salud.

Mantén tu coche a cubierto

Mantener tu coche estacionado en un espacio cerrado permitirá conservarlo en mejores condiciones que al aire libre. Dentro de lo posible, aparca tu coche en un garaje para evitar que la pintura o las lunas se vean afectadas, bien por las inclemencias meteorológicas, la exposición prolongada al sol o los excrementos de pájaros.

Si no cuentas con esta posibilidad y van a pasar semanas con tu vehículo estacionado al aire libre, lo recomendable es utilizar una funda para cubrir todo tu coche. Una medida que, si bien no es habitual en determinados lugares, permitirá conservar mejor el exterior de tu coche. Una vez tengas pensado volver a utilizar tu vehículo con asiduidad, conviene limpiarlo para evitar que la suciedad afecte al funcionamiento de elementos exteriores.

Cuida la limpieza del interior del vehículo

Esta situación anómala en la que el coche puede estar cerrados durante mucho tiempo, puede que se produzca la aparición de moho y olores indeseados. Es por ello que es recomendable limpiar el interior del coche con un desinfectante, sacudir las alfombrillas del coche, o hasta comprar un ambientador para coche con una fragancia que te resulte agradable.

Si tienes la fortuna de aparcar tu vehículo a cubierto en un espacio de confianza, también es recomendable dejar las ventanillas bajadas unos pocos centímetros. De este modo, circulará el aire del interior del vehículo y se encontrará más aireado.

Comprueba el estado de los neumáticos

En el caso de que tu coche se encuentre parado durante un largo período de tiempo, es posible que tus neumáticos pierdan aire. Al tener que cargar con el peso del coche con menos presión, tus neumáticos pueden sufrir deformaciones, por lo que resulta recomendable incrementar levemente la presión de los neumáticos de tu vehículo.

Como ya recomendamos con la conservación de la batería y el motor, dentro de tus posibilidades, conviene circular brevemente para garantizar el buen estado de los neumáticos. De este modo, el peso del vehículo no recaerá sobre la misma posición de los neumáticos, evitando posibles alteraciones en su estado.

Recuerda que si dispones de un vehículo de renting, podrás consultar con tu compañía en todo momento para contar con consejos personalizados para el mantenimiento de tu coche de renting. Contarás con todas las garantías de disponer de un vehículo en condiciones óptimas en todo momento, para disfrutar de su conducción en cuanto sea posible volver a la rutina.

VER OFERTAS DE RENTING

Elige tu coche nuevo

Las mejores ofertas de renting
Ver ofertas